Comprar Clorito de sodio en nuestra tienda online

En Clorito de Sodio ofrecemos productos para la purificación y potabilización del agua en base al clorito de sodio y el dióxido de cloro, como alternativa al desinfectante de cloro común.

 

Para disipar algunas de las dudas más comunes respecto al dióxido de cloro obtenido a partir de clorito de sodio os ofrecemos las respuestas a las preguntas más frecuentes.

 

¿Qué son el Clorito de Sodio y el Dióxido de Cloro?

 

El clorito de sodio (NaClO2) es un compuesto químico usado comúnmente en la industria textil y papelera pero que en combinación con el ácido clorhídrico se convierte en dióxido de cloro (ClO2), un biocida oxidante usado para la obtención de agua potable y como desinfectante en la industria alimenticia.

En su fórmula estabilizada es conocido como dióxido de la clorina. ¿A qué esperas a comprar clorito de sodio?

 

 

¿Cómo funciona?

 

El CDS es un agente oxidante, esto significa que mata microorganismos por la interrupción del transporte de nutrientes a través de la membrana celular. Pero de los diferentes biocidas oxidantes, entre ellos el cloro y el ozono, el dióxido de cloro es más selectivo. Característica que permite una menor concentración para obtener los mismos resultados y con una formación de subproductos de la desinfección mucho menor.

 

 

¿Por qué comprar Clorito de Sodio? ¿Qué ventajas tiene el clorito sódico?

 

Algunas de las ventajas más importantes respecto a otros biocidas son:

- Es un desinfectante y un biocida de gran alcance.

- Previene y elimina la película biológica.

- Es un buen bactericida en pH entre 4 y 10, con lo que no requiere ningún vertido con agua fresca.

- Necesita un tiempo menor de contacto para ser efectivo.

- Tiene una alta solubilidad en medios acuosos.

- No deja ningún olor distintivo.

- Los efectos corrosivos son mínimos comparados con los efectos corrosivos del agua del grifo.

- El dióxido de cloro se puede usar como aerosol.

- Tiene un menor impacto en el medio ambiente.

 

 

¿Qué aplicaciones tiene clorito de sodio?

Si te has decidido a comprar Clorito de Sodio, a continuación te explicamos cuáles son sus aplicaciones más habituales.

Eliminación y prevención frente a películas biológicas

 

Una película biológica es una capa de microorganismos contenidos en una matriz que se forma en superficies en contacto con el agua o la humedad. Esta película puede proteger a patógenos que se instalan en ella contra los biocidas que los matarían o inhibirían si simplemente estuvieran suspendidos en el agua. De esta forma, organismos como la Listeria, el E. Coli o la Legionella pueden reproducirse libremente en estas películas y propagarse a través de los mismos conductos.

 

Pero el dióxido del cloro consigue eliminar esta película biológica y matar a las bacterias, a las esporas y a los virus.

 

Se ha probado que evita que se forme de nuevo la película cuando el dióxido de clorina está dosificado a un nivel bajo continuo. Ideal para el mantenimiento de tuberías, sistemas de agua caliente y fría, y depuradores de aire.

 

Se puede usar en forma de aerosol para limpiezas y desinfecciones de torres de refrigeración, afectadas también por la película biológica y los patógenos que en ella se instalan.

 

Esta característica lo hace ideal para la limpieza y el mantenimiento de áreas médicas y sanitarias.

 

 

Desinfección de agua potable para uso humano y/o animal

 

Algunas compañías de potabilización de agua de EEUU y el Reino Unido hace años que utilizan el dióxido de cloro para la desinfección de agua potable. La decisión final fue tomada a raíz de la detección de algunos subproductos de la desinfección realizada con el cloro que eran dañinos para la salud (como los THM, trihalometanos).

 

En usos domésticos, productos como el clorito sódico al 25%, al combinarse con el ácido clorhídrico (HCl al 4%), genera un potente desinfectante para el tratamiento del agua en el hogar. En nuestra tienda se puede encontrar en dos presentaciones: la que incluye ambos componentes o el CDS activo listo para su uso.

 

Para la potabilización del agua, basta con hacer una dilución de 1 ml del compuesto por cada litro de agua que desee tratar. Una vez aplicado se debe esperar al menos 30 minutos o más para consumir el agua de forma segura.

 

 

Lavado de vegetales

 

La capacidad de matar esporas, virus y hongos en concentraciones muy bajas hacen del dióxido de cloro un producto excelente para el lavado de frutas y verduras.

 

Además, no afecta al gusto, al olor ni al aspecto. Es seguro utilizarlo si se cumple con las regulaciones alimentarias.

 

Como ejemplos destacados, tenemos la eliminación de bacterias como el E.Coli o la Listeria de las manzanas, la llamada “caspa de plata” de las patatas o el moho verde de los cítricos.

 

Otros usos

 

En los últimos tiempos, se han incorporado subproductos del dióxido de cloro para la formulación de productos de higiene bucal contra infecciones bucales y la halitosis.

 

Su volatilidad lo hace ideal en la fabricación de ambientadores, en los cuales el CDS es capaz de eliminar las bacterias y moléculas causantes del mal olor de forma inmediata. La presentación comercial incluye el uso doméstico y una nueva versión de ambientadores para coches.

 

Otra aplicación importante es su implementación como repelente de insectos. Las presentaciones comerciales que incluyen este compuesto aseguran una protección eficaz de hasta 8 horas cuando es aplicado directamente sobre la piel, y con toxicidad prácticamente nula en humanos o animales domésticos.

 

 

Consideraciones sobre la salud

 

Aunque cuenta con numerables detractores, especialmente por su uso pseudocientífico como remedio milagroso contra diversas enfermedades, la verdad es que el clorito de sodio no representa un peligro para el ser humano o los animales mayor del que representan otros productos químicos que consumimos habitualmente.

 

Es cierto que, como producto químico, su uso y manipulación requieren de unas medidas de seguridad concretas para evitar irritaciones en los ojos u otras mucosas. Se recomienda seguir siempre las indicaciones del fabricante al comprar Clorito de Sodio, comprar CDS, Comprar MMS y los otros productos que ofrecemos en la web.

 

Así mismo, en el 2005 la OMS (Organización Mundial de la Salud, WHO - World Health Organization) incluye el dióxido de cloro en sus directrices para la potabilización de agua, validando su uso y seguridad.

 

Otros organismos de seguridad ambiental y de la salud de diferentes países avalan su uso en el tratamiento del agua, en aplicaciones para la higiene bucal, como agente antimicrobiano en la industria alimenticia y el uso en entornos sanitarios para la esterilización de equipos y espacios. Entre otros motivos, esta confianza está basada en la ampliamente contrastada ventaja que presenta el dióxido de cloro frente al hipoclorito de sodio (el cloro común). Y es que el dióxido de cloro presenta menor cantidad de subproductos dañinos (como el cloroformo, un trihalometano) resultantes de su acción potabilizadora, hasta un 30% menos que el cloro común.

 

En Clorito de Sodio ofrecemos productos que pueden ayudar a mejorar la calidad del agua a un coste asequible para la mayoría de los hogares, permitiendo que el agua sea potable y segura para el consumo humano y animal. Una mejora indispensable para sus hogares y para las comunidades que así lo requieran.